Un quiebre tecnológico de alto impacto podrían experimentar en los próximos años, las fundiciones nacionales que actualmente utilizan Convertidores Teniente como unidades de fusión, al considerar las potencialidades que ofrece la tecnología Bottom Blowing Smelting, innovadora tecnología de origen chino que permitiría a las empresas del rubro, no solo cumplir con tranquilidad la nueva normativa ambiental, sino además, bajar los costos de producción ante el alza en el precio de los insumos.

Esta fue una de las principales conclusiones obtenidas del encuentro organizado para analizar la tecnología Bottom Blowing Smelting que se realizó en Codelco División Ventanas y que contó además, con la participación de ejecutivos y profesionales de Enami Casa Matriz y representantes de diversas fundiciones del país.

En la reunión se intercambiaron experiencias de los equipos de ambas fundiciones, que tuvieron la oportunidad de visitar la Fundición Dongying Fangyuan, en donde se aplica esta tecnología, coincidiendo que esta alternativa ofrece grandes oportunidades a la industria para mejorar la competitividad, en condiciones ambientales sustentables.

Gerardo Sánchez, gerente de Proyectos y Desarrollo de Codelco División Ventanas destacó la importancia de este tipo de reuniones, pues en ambas empresas “se está analizando el uso de esta tecnología, siendo muy conveniente compartir visiones en etapas tempranas de los estudios de ingeniería, incluyendo la participación de los operadores, que finalmente serán los responsables de concretar las promesas de mejoras. Los colegas de Enami, tuvieron la oportunidad de observar la operación en China, por un extenso período de dos semanas y esa experiencia es vital para considerarla en nuestros escenarios de análisis. El conocimiento a tiempo de las vulnerabilidades, permite efectuar a tiempo las correcciones que sean necesarias en los diseños”, señaló.

Entre los principales desafíos del encuentro, se identificaron y evaluaron las variables críticas para asegurar la viabilidad de este cambio tecnológico, junto con mantener activa la comunicación entre ambos equipos, para continuar los avances que se vayan generando.

 

Vía La Voz de Valparaíso